OPINIONES

Camilo Zamora
07 / 11 / 2018

SE PUSO ENTRETENIDA LA CATEGORÍA LIVIANO

El polémico combate por el título de Chile Liviano, disputado por los iquiqueños Cristian Olivares y Patricio Carrión; le puso pimienta y sazón a una de las categorías más pobladas del Boxeo chileno, pero… ¿qué viene ahora?.

Olivares se tituló campeón de Chile tras un parejo y disputado combate (para algunos entre los mejores de la temporada) pero que tuvo un estrecho fallo dividido en favor de Olivares que fue algo resistido por el público y parte del medio pugilístico nacional.

Pero lo cierto es que ambos boxeadores brindaron una gran batalla digna de dos verdaderos campeones, y si bien el fallo pudo haber sido para cualquiera de los dos; en el público y la prensa especializada quedó la sensación de que muy pronto habrá revancha y nuevamente un gran espectáculo pugilístico como el brindado por Olivares y Carrión.

Pero tras la coronación de Olivares, de inmediato comenzaron los desafíos para el nuevo monarca. El primero de ellos fue enviado por Héctor “maldad” Medina, combate que no fue aprobado por la Comisión Profesional ya que el desafiante está rankeado en la división Súper Liviano. Pero días después, Oscar “makina” Bravo regresó desde Estados Unidos para radicarse en nuestro país y volver a recuperar terreno nacional desafiando formal y públicamente al campeón de la categoría. El desafío fue homologado y la Comisión Profesional dio inicio al período de negociación para poder realizar dicho combate.

Pero no todo queda ahí, ya que el experimentado Hardy “huracán” Paredes se entusiasmó con retornar de su receso para animarse en unos meses más a luchar por recuperar el cinturón del que fue dueño por tantas temporadas. Y no todo queda ahí, porque el lautarino Carlos Díaz, último campeón de la división y quien perdió el cinturón en la báscula; espera hasta fin de año cumplir su sanción tras dicho problema y así poder desafiar a quien sea el monarca a la fecha.

Lo cierto es que -con o sin- una pronta revancha por el título de Chile entre el campeón Cristian Olivares y Patricio Carrión, la categoría Liviano se transformó en una de las más entretenidas del actual y exitoso momento del Boxeo profesional chileno.

VOLVER A OPINIONES